5 de may. de 2012

Bioimágenes y Neuronavegación



La neurocirugia guiada por imágenes o neuronavegación se vale de los datos volumétricos obtenidos en estudios como la RM y la TC para reproducir un atlas de imágenes anatómicas en el campo quirúrgico . Este último es el concepto fundamental de la co-registración de imágenes, que permite precisión, confiabilidad y seguridad hoy en día durante el acto quirúrgico.
La utilidad del método radica en la elección de una vía de abordaje segura de lesiones intracraneales, a fin de evitar y/o minimizar los riesgos de "tocar" áreas que podrían provocar secuelas en el paciente.
La neuronavegación consta de un sistema que reconoce y relaciona las imágenes 3D generadas por la TC o RM con la situación real de la cabeza del paciente. De esta forma es posible localizar la lesión y el trayecto mas adecuado para llegar a la misma, como si el cirujano tuviera un GPS.
El sistema informático permite correlacionar un punto en dos sistemas de coordenadas, es decir, un mismo punto, uno real dentro del encéfalo del paciente y otro virtual, en el volumen 3D del mismo encéfalo.
Esta relación en tiempo real se realiza con una adquisición previa de imágenes 3D con marcas externas sobre la cabeza del enfermo (marcadores fiduciales) como puntos de referencia.
Los datos proporcionados por la TC o RM con las referencias visibles son transferidas a la estación de neuronavegación en el quirófano. Allí la cabeza del paciente es fijada en un cabezal con un sistema de referencia (marcador) en el espacio que es reconocido por un emisor de rayos infrarrojos del neuronavegador (ver Fig 1).
El cirujano utiliza un puntero o herramienta de rastreo con sensores que permite al neuronavegador reconocer su posición en el espacio, en relación al marcador fijo en el cabezal.
Luego se asimila cada marca externa o fiducial con su situación en la imágen 3D del neuronavegador. Alli se relacionan la lesión y los datos anatómicos del paciente en el neuronavegador en todos los planos (axial, coronal y sagital).
En cuanto al modo de adquisición para neuronavegación, cabe aclarar que en tomografia se realizan en forma helicoidal, sin angulación del gantry, con un rango de scan que abarque todo el cráneo. En RM la secuencia volumétrica SPGR con gadolinio, RM funcional y tractografia son esenciales para la intervención.
Es importante recordar que los estudios de imágenes deben ser realizados lo más cerca posible de la hora de la cirugía, y tener la precaución de cuidar que los marcadores fiduciales que tiene el paciente sobre la piel, no se despeguen al acomodar la cabeza en el cabezal del tomografo, o al cerrar la bobina de cerebro en el resonador.



1- Marcador de referencia del cabezal 2- Rastreador infrarrojo 3-Puntero con sensores 4-Monitor


Esquema del neuronavegador

Prueba de navegación con fantoma

Vista general del neuronavegador

Display en la estación de neuronavegación
Corte axial en tc donde se aprecian fiduciales en el paciente
Tumor en fosa posterior (flechas) fiducial en la piel
Reformateo coronal.Tumor en fosa posterior (flecha)

VR vista oblicua posterior del mismo paciente con seis fiduciales
VR vista lateral
Plano de corte posterolateral en el VR donde se aprecia el tumor (flecha)
 Hasta la próxima!

Fuente/Bibliografía: Blog STIM Eduardo Parra. Fundación Anna Vazquez
 Nota: Los artículos solo pueden ser reproducidos nombrando la fuente, (ver licencia Creative Commons). La opinión de las notas y entrevistas son por cuenta y responsabilidad de los autores y/o instituciones.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Las opiniones que viertas aquí son de valor y sirven para mejorar.
Los comentarios son moderados para evitar el spam.

 
Ir Arriba