20 ago. 2011

No me irradies!



 Es muy frecuente recibir en los servicios de imágenes a pacientes que preguntan sobre los riesgos de efectuarse un estudio radiologico. Mas allá del procedimiento y de su naturaleza invasiva o no invasiva; el cuestionamiento a veces es sobre la utilización de radiación ionizante.
Un padre angustiado por el golpe de su niño, la mujer en edad fértil que busca su embarazo, el curioso etc. pueden hacernos preguntas y manifestarnos miedos sobre  los efectos de la radiación. Si atendemos la demanda de explicación y alcance sobre una temática que incide sobre la salud de la población, nos tomaria tiempo dar una explicación minuciosa que conforme las expectativas del paciente. Sin embargo, ponerse en el lugar del otro y comprender un poquito la incertidumbre de que si la prática radiologica que se lleva a cabo no será mas nociva que la patologia que quieren diagnosticar, nos compromete con la responsabilidad de conocer bien el método, sus pro y sus contras, además de llevarle tranquilidad y contención al enfermo.
Una breve explicación, centrada en la necesidad de obtener la imagen y en el hecho de que si bien la radiación puede afectar al organismo, la misma es administrada y utilizada con responsabilidad, con todos los mecanismos de control y seguridad, nos permitirá bajar el nivel de ansiedad y nos dará como resultado la cooperación del paciente y de su familia.
La población está expuesta a la radiación natural, la que es inevitable. Los médicos tienen la obligación de no aumentar esa radiación de fondo, con los generadores artificiales de radiación de los servicios de imágenes. La Comisión Internacional de Radioprotección recomienda usar radiación tan baja como sea posible sin alteración de la calidad diagnóstica. Concepto "ALARA", As Low As Reasonably Achievable".

Existe un cuadro de" equivalencias de dosis de radiación" (tomando como unidad de medida el miliSievert) aportadas por estudios radiológicos, y medidos en Hospitales  donde se relacionan con la Rx de tórax (práctica más frecuente y de baja radiación). Este estudio fué realizado por la Junta Nacional de Radioprotección y el Real Colegio de Radiólogos del Reino Unido, entre 1990 y 1995.

En la tabla que sigue podemos ver que si se asume a la Rx de tórax como una unidad, una Rx de abdomen equivale a 50 Rx de tórax, y a su vez representa la misma dosis que se recibe de radiación natural durante 6 meses. En el caso de una TAC de tórax, equivale a la dosis de 400 Rx de tórax y a 3,6 años de la dosis que recibimos como radiación de fondo.

Equivalencias con distintas prácticas radiologicas y su  relación a la Rx de torax y la radiación de fondo.
 No olvidemos recordarle al paciente que trae su cuestionamiento que su médico le ha indicado la práctica para obtener información en beneficio de su salud. Además a veces sirve recordarle que todos estamos expuestos a la radiación de fondo. No para que se asuste sinó para que tome conciencia y compararle la práctica radiologica con algunas  actividades diarias que  pueden tambien traer algun trastorno a la salud y que no cuestiona su utilización (el uso de celulares ?) la radiación cósmica, viajar en avión, utilizar horno de microondas, etc.

Hasta la próxima!

Fuente/Bibliografía:  ICRP. Campaña Image Gently Radiprotección en Radiologia Pediátrica. Eduardo Parra Blog STIM.


 Nota: Los artículos solo pueden ser reproducidos nombrando la fuente, (ver licencia Creative Commons). La opinión de las notas y entrevistas son por cuenta y responsabilidad de los autores y/o instituciones.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Las opiniones que viertas aquí son de valor y sirven para mejorar.
Los comentarios son moderados para evitar el spam.

 
Ir Arriba